Medina-Azahara-Nocturna

Medina Azahara, vista interior del Salón Basilical Superior. (Fuente de foto: www.cordobabuenasnoticias.com)

       Todos estamos de enhorabuena. La reciente declaración de la Ciudad Califal de Medina Azahara como Patrimonio de la Humanidad ha tenido una repercusión inmediata en el espectacular conjunto arqueológico cordobés, triplicando directamente el número de visitas, así como aumentando significativamente su presencia en los medios de comunicación y circuitos turísticos. Cuando aún estamos celebrando ese reconocimiento, que sitúa a Córdoba como única ciudad en el mundo con cuatro declaraciones por parte de la UNESCO, la demanda para visitar La Ciudad Resplandeciente se ha disparado.

          El éxito que todo esto supone se debe a varios factores importantes: por un lado, la calidad del proyecto presentado y aprobado unánimemente por UNESCO; por otro, las diversas iniciativas que desde el propio conjunto se están realizando, como visitas teatralizadas los fines de semana que, unidas a la novedosa iluminación queposibilita la visita nocturna al yacimiento arqueológico, se han revelado como un atractivo reclamo consiguiendo incluso que, por fin, la ciudadanía de Córdoba se interese, visite y conozca el paraíso terrenal de los califas de Al-Ándalus. Es otro motivo, muy especial y fundamental, por el que estamos de enhorabuena.

IMG_6416

Medina Azahara. Magia con los cambios de luz al ocaso. (Fuente de foto: http://terrakhalifa.blogspot.com)

Muy representativo de ello es el hecho de que nuestra visita guiada a Medina Azahara en horario de mañana (11:00h.), pero especialmente en horario nocturno (20:00h.), es ahora la más solicitada. Pese a ello mantenemos nuestra política de grupos pequeños, huyendo del turismo de grupos masivos, para realizar visitas guiadas de la máxima calidad siempre en consonancia con la belleza y espectacularidad del monumento, realmente mágico al caer la noche. De hecho es la primera vez que tenemos oportunidad de disfrutar esos momentos que, allá por el año 1964 tras un largo día de excavaciones, nos recuerda el historiador y erudito D. Rafael Castejón:

“Recordábamos esto hace pocas tardes desde Medina Azahara, en un ocaso fresco y de maravillosos telones rojos tras el castillo de Almodóvar. Y comparábamos la recia fortaleza pétrea con que fue construida Medina Azahara, recordando todavía los edificios romanos, con la fugaz delicadeza de Medina Zahira, hecha medio siglo después anunciando los frágiles entramados de la Alhambra granadina. Y el recuerdo fue mayor cuando llegó la noche y se encendieron en la campiña las luciérnagas de los algodonales, y desde Córdoba hasta Almodóvar todo el campo titilaba de millones de luces azulado-verdosas. Porque los historiadores árabes dicen que desde Medina Zahira a Medina Azahara, pasando por Córdoba, en un trayecto de más de diez millas que sobrepasan quince kilómetros, las luces de la ciudad y sus avenidas fulguraban en la noche en un espectáculo inenarrable y único.”

678206_g

Medina Azahara, vista del alcázar con Córdoba al fondo. (Fuente de foto: www.diariocordoba.com)

 

Así pues todos, desde profesionales y técnicos que nos dedicamos al Patrimonio Histórico y Cultural, trabajadores de muy distintos ámbitos, hasta visitantes y ciudadanos en general, muy especialmente la ciudad de Córdoba y Andalucía, estamos de celebración ante la definitiva apertura al mundo esta maravillosa joya, construida en el siglo X para mostrar el poder de los califas omeya y que brilla ahora más que nunca.

                                                                                      José D. Carretero Seoane. Foot on the Ground. CEO

 

RESERVA